Alianzas 2016

11, enero, 2016 / Comunicados de prensa / Nueva Izquierda

A las y los compañeros del PRD:

En la actividad política es común que se tengan coincidencias y diferencias; además un correcto tratamiento de esta situación alienta la cultura de la tolerancia, de nuestra recreación en el pluralismo y la diversidad que son fuente de todo desarrollo democrático en cualquier organización social.

Por ello no debiera alarmar ni sorprender que en un tema relevante como el de la política de las alianzas del PRD, se presenten debates, confrontaciones de ideas, de pensamientos.

Hasta aquí nada que genere preocupaciones mayores.

Pero lo que sí daña al PRD y a cualquier proceso democrático es la actitud  falsaria y procaz de algunos compañeros que para tratar de ocultar sus acuerdos con el PRI y los compromisos adquiridos con algunos de los gobernadores de ese partido,  inventan escenarios que de tan absurdos e inverosímiles, solo podrían creerlos unos cuantos ingenuos que rebosan candidez y tontería.

Contrario a esas fantasías, la verdad  es que  los dirigentes nacionales del PRI y sus gobernadores están haciendo todo lo posible para evitar las alianzas electorales de la oposición, las mismas que muy posiblemente los sacaran  del gobierno en varias entidades federativas. Por eso mismo es que "salieron de compras" y lamentablemente encontraron en barata a algunos personajes estatales y a otros nacionales que se dicen perredistas.

Pregúntense por qué sucede que ciertos dirigentes del CEN perredista sí admiten alianza entre el PRD y PAN en Oaxaca pero rechazan la que pudiera darse en Veracruz; pregúntense por qué ahora sí quieren alianza con el PAN en Puebla pero se niegan a una alianza para derrotar al priismo en Veracruz y además, sin explicación sensata,  impiden que se trabaje una alianza para que él PRD asegure la gubernatura en Tlaxcala.  ¿Por qué sí admiten que él PRD sea parte de una alianza ganadora en Durango y negarse a lograr otra igual en Hidalgo?

¡Acertaste! Veracruz es el tercer estado en densidad electoral y como el Estado de México en 2010-2012, le es vital al gobierno priista rumbo a las elecciones del 2018.

En sentido diferente a la actitud mísera de algunos que se asumen como dirigentes políticos,  el PRD debe hacer alianzas electorales con los siguientes objetivos:

1. Que él 2018 encuentre al PRD gobernando cuando menos 9 entidades federativas (cuatro más a las que ahora gobernamos)

2. Que para esa fecha el PRI no recupere ningún estado de los que ahora gobierna la oposición perredista o panista

3. Que el PRI pierda enclaves como Edo. de México, Veracruz, Chihuahua, Tamaulipas, Hidalgo.

4. Que la fuerza de izquierda más influyente en el país siga siendo el PRD.

5. Y lo más importante: Que México no regrese a la situación de régimen de partido de Estado en donde se restablezca una hegemonía política y electoral del PRI cuasi absoluta.

Ese riego existe y frente a él algunos reaccionan como siempre lo han hecho, es decir, por un lado con mezquindad y por el otro con estupidez.

Ojalá en las próximas horas reconsideren y si no lo hacen que asuman las consecuencias de su torpeza.

Jesus Ortega Martínez

This entry was posted in Comunicados de prensa and tagged , , , . Bookmark the permalink.