ESTADO LAICO ¿Quemar los libros?

11, agosto, 2016 / Artículos / Nueva Izquierda

Ma. Guadalupe Almaguer Pardo

Ciudadana39@yahoo.com.mx

Screenshot_1185       

La ley  General de los derechos de las niñas, niños y adolescentes, es de orden público, interés social y observancia general en el territorio nacional, está fundada en el artículo 1º. Y 4º. . De nuestra Constitución así como en los tratados internacionales. Está dirigida a proteger a niñas y niños menores de 12 años y adolescentes menores de 18 años. En  todos sus títulos y capítulos titulados:  la igualdad sustantiva, la no discriminación, la inclusión, el derecho a la vida, a la supervivencia y al desarrollo, la participación, la interculturalidad, la corresponsabilidad de los miembros de la familia, la sociedad y las autoridades., la transversalidad en la legislación, políticas públicas, actividades, administrativas, económicas y culturales, la autonomía progresiva, el principio por persona, el acceso a una vida libre de violencia y la accesibilidad. Quedaron integrados la perspectiva de género, acción afirmativa, libertades fundamentales, derecho a la libertad de expresión y la información, la educación,  lenguaje no sexista, la implementación de acciones específicas para alcanzar la eliminación de costumbres, tradiciones, prejuicios, roles y estereotipos sexistas o de cualquier otra índole que estén basados en la inferioridad.

Particularmente en su Artículo 58 numeral VIII dice “promover la educación sexual integral conforme a su edad, el desarrollo evolutivo cognoscitivo y madurez de las niñas, niños y adolescentes, que le permitan a las niñas, niños y adolescentes ejercer de manera informada y responsable sus derechos consagrados en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en las leyes y los tratados internacionales de los que el estado mexicano sea parte”

Busco explicar que esta ley específicamente tiene como base argumentativa, no solamente las garantías y derechos de nuestra constitución y tratados internacionales, sino en ella se refleja la problemática real que enfrentan niñas niños y adolescentes en nuestro territorio. Por lo cual la oprobiosa propuesta de la bancada del PAN  y del PRI en el Congreso del estado de Nuevo León, que consiste en “quemar los libros de texto” o “arrancar las paginas” cuyo contenido es reflejo y mandato de esta ley, en relación al derecho a la información sobre desarrollo y funciones de su reproducción, sexualidad, salud  y anticoncepción estuvieron en la responsabilidad de las y los investigadores de la CONALITEG (Comisión de Libros de Texto Gratuito) los cuales deberán ser guía de conocimiento para niñas, niños y adolescentes en todo  nuestro territorio nacional. Oponerse a ello no solo violentaría este instrumento, sino la misma carta magna.

El frente Nacional por la Familia y Con Participación, Conciencia y Participación  (organizaciones) afines a la cúpula de la Iglesia católica mexicana) inició este lunes 8 de agosto/2016 una página donde llama a padres de familia a sumarse a “Defiende el derecho de educar a tus hijos”  en un texto plagado de falacias basadas en su entender sobre igualdad, DH, diversidad y derecho a la información Sexual y Reproductiva, salud y anticoncepción, aludiendo a términos inexistentes como “ideología de género”  particularmente citan los contenidos en el Libro de Biología de primero de secundaria, y alegan que “a esa edad no hay capacidad emocional ni física para establecer una actividad  sexual propia de la vida adulta, se alude también a “la sexualidad se debe ver en un contexto de relaciones significativas, no de un placer instantáneo, y . “Se invita a los adolescentes a asumir esa lista de derechos- que no existen- como dogma, sin una visión crítica de los mismos, más aun, dicen que todo lo demás debería ser considerado como mito o creencia” el subrayado en negritas es del documento de El frente Nacional por la Familia.

Screenshot_1187

Desde el año 2000 y hasta el 2012 sexenios de la administración federal del partido acción nacional. Se eliminaron de los programas y políticas públicas el tema de la Prevención del embarazo adolescente. Y la administración panista encabezada por Vicente Fox y posteriormente por Felipe Calderón decidió eliminar todos los programas y políticas públicas sobre embarazo adolescente, desde los contenidos de los libros de texto. Dando entrada a criterios y visiones desde el punto de vista religioso en detrimento de los derechos constitucionales y de los tratados internacionales. Que incluye el derecho a la información en materia de derechos sexuales y reproductivos, de salud y sobre anticoncepción. El resultado es el disparado porcentaje de niñas y adolescentes convertidas en madres y otras en cifras de mortalidad materna.  

El estado mexicano, que incluye los congresos locales  y sus instituciones está obligado a cumplir la Ley General de los Derechos de Niñas, niños y adolescentes, de distribuir los libros de texto gratuitos que obligatoriamente  deben ser guía del conocimiento científico y constitucional y por ende laico.

El no hacerlo, no solamente viola derechos de la niñez y adolescencia mexicana sino que además de impactar negativamente es sus proyectos de vida sana y digna, y además las niñas y adolescentes mexicanas mueres por parto o sus consecuencias. E  Impacta en otros temas que como sociedad mexicana debemos ir progresivamente eliminando.

Screenshot_1182

    Veamos los números; En el estado de Nuevo León el 32 % de los embarazos son en adolescentes, el 70 % de los embarazos en adolescentes NO son planeados, la ENAID    (…) reporta un incremento de 2009 a 2014 del 71 al 77% nacimientos por cada mil adolescentes.  La persistencia de estos niveles de fecundidad ocasionará que las          adolescentes contribuyan con un 16% de los nacimientos que se registren en el país. La probabilidad de que una madre-adolescente fallezca durante el parto o como      consecuencia del parto es doble que la de una mujer que se embaraza después de los 20 años, las niñas y adolescentes  menores de 15 años enfrentan cinco veces más el      riesgo de mortalidad asociada frecuentemente a condiciones de violencia y uniones matrimoniales forzadas. Coahuila posee el rango más alto en esta materia con 86.3        nacimientos por cada mil adolescentes, le siguen Chiapas con 84.9 y Sonora con 83. El 25 % de las adolescentes ejercen su sexualidad sin la protección de un método  anticonceptivo, a pesar de que un 97% dijo conocer por lo menos un método anticonceptivo. ¿Por qué entonces no se utiliza? Justamente por las creencias, tradiciones, dogmas  y particularmente por la asignación cultural de los roles de género. Las niñas y adolescente perciben como indebido el uso de anticonceptivos. Pues la cúpula eclesiástica y sus  organizaciones insisten en imponer una visión dogmática  en la educación y no como dice nuestra constitución y leyes exprofeso. Una educación laica,  que elimine tradiciones y roles de género, y que provea de información como un derecho humano que no perciban ni traten a las niñas, niños y adolescentes como seres inferiores de entender y ser sujetos de derechos.

 De los matrimonios de madres adolescentes contraídos tras el nacimiento, solo perdura el 30% el índice de “fracasos” entre los matrimonios adolescentes es el doble que el de las parejas en que las mujeres-esposas su edad es mayor de 25 años. “el matrimonio y la maternidad precoz disminuye las oportunidades de educación y trabajo futuros en las mujeres jóvenes; el 95.4 % de las mujeres embarazadas entre los 15 y 24 años dejan de estudiar, lo cual profundiza la pobreza, la desigualdad,  “Tienen parejas adultas, el 82% de niñas casadas”  por lo que se está haciendo más grande a las poblaciones vulnerables por la falta de preparación, información a la que tienen derecho.

Sin embargo los factores que inciden en el embarazo en adolescentes consisten también en las condiciones socio culturales, de acceso a la información y los servicios y al desarrollo económico donde habitan, por lo que además de la obligación del estado de proveerles de todas las herramientas del conocimiento sobre su reproducción, y los riesgos que ello contrae es imperativo además de la educación sexual y reproductiva, los servicios de salud y oportunidades vitales para ellos y ellas.

   Falta considerar los impactos desde sus vidas hScreenshot_1183asta lo social sobre el riesgo en la no protección en las relaciones sexuales, sobre las infecciones de transmisión sexual.

  Con parte de los datos que aquí compartimos y proporcionados por la ENAID, México Social y SEMMÉXICO. Daremos cuenta que el hecho de quemar libros y arrancar páginas   como lo proponen legisladores del PAN, PRI y Asociaciones religiosas. No están sujetas a la realidad de viven las niñas, niños y adolescentes en México, mucho menos al         enfrentamiento con la muerte materna, su calidad de vida. Es necesario que desde el ejecutivo federal se fije la garantía de derechos y se deje claro que el estado mexicano es     un estado laico.

 

 

 

 

 

This entry was posted in Artículos. Bookmark the permalink.