Violencia Política: 62 Aniversario del Voto Femenino en México

15, octubre, 2015 / Artículos / Nueva Izquierda

Ma. Guadalupe Almaguer Pardo

Ciudadana39@yahoo.com.mx

 

Mientras la violencia política contra las mujeres en el  ejercicio de la ciudadanía, no se elimine de nuestras vidas las mujeres mexicanas seguiremos alzando con firmeza y convicción nuestra voz para exigirlo. La postura de quienes exigimos que  la violencia política sea erradicada de la vida interna de los partidos políticos, de las campañas, de las propias convocatorias, de las dos cámaras, de los congresos locales, cabildos y de todo lo que implique la actuación inherente a las mujeres que hacemos política, mientras la violencia siga latente y lacerando nuestros derechos, las mujeres seguiremos siendo consideradas “subversivas”  máxime quienes rompemos los estereotipos  de género y patriarcales desde el “hablar quedito” desde lo  corporal e incluso violentadas porque el prototipo actual exige desde el mismísimo patriarcado “mujeres jóvenes”  “nuevos valores” y el multicitado “relevo Generacional”, seamos realistas, a eso nos enfrentamos hoy,  y ello por supuesto que es violencia política, no visualizarlo ni mencionarlo nos hace a todas   cómplices omisas de la violencia política, por supuesto nuestra visualización no trastoca los derechos políticos de las nuevas generaciones, al contrario estamos incluyendo en un llamado integral a la inclusión y no discriminación por edad.

Desde la primera literalmente  degollada hasta el actual degüelle político de nuestros días, las mujeres hemos avanzado, y no en broma que sí en veras (respectivamente)  es que hemos avanzado en número de espacios como “tomadoras de decisión”  de una toma de decisión real, no subsumidas en la obediencia y otras características del aislamiento que se vive por la no “alineación patriarcal”  a otras aún en espacios de tomadoras de decisión se les ignora e intimida, en esos casos  la democracia sucumbe ante la Declaración Universal de la Democracia (el Cairo 1997) esta debe optar por hombres y mujeres con equitativa consideración a los intereses y necesidades de ambos.

 

promo_voto

 

“En las elecciones de 2015, las primeras elecciones en México con paridad tuvieron reacción; Candidatas humilladas, descalificadas públicamente, golpeadas, secuestradas, amenazadas e incluso asesinadas” con esa contundencia lo mencionó Lorena Cruz Sánchez presidenta de Inmujeres. (12 Oct 2015 INE)   por lo tanto las mujeres seguimos exigiendo que los partidos políticos transformen sus conductas y no ser tolerantes nosotras con acciones violentas, en este última elección constitucional hubo sólo 38 denuncias de violencia política, que fueron consideradas como tal dado el marco normativo de la Ley General en materia de delitos electorales, por lo que habrá que incluirle los actos y conductas delictivas e incluir las prácticas de violencia política de género que se reflejaron durante el pasado proceso electoral 2015.

El 20 de marzo de 2013 la cámara alta aprobó las reformas a la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y al Código Federal de Instituciones y Procedimientos electorales, el dossier que concentra “la violencia Política de Género” en el  que se incluye: Las acciones agresivas cometidas por una o varias personas que causen daño físico, psicológico o sexual en contra de una o varias mujeres, en ejercicio de la representación política, los impuestos por estereotipos de género, la realización de actividades y tareas ajenas a las funciones y atribuciones de su cargo, proporcionar a las mujeres información falsa, -igualmente se señala como violencia política de género- quien restrinja el uso de la palabra en las sesiones de ambas cámaras y su participación en comisiones y otras instancias inherentes a su cargo”   Creo necesario e impostergable dos cosas: las legisladoras deberán incluir las actitudes y prácticas violentas que las mujeres fueron (fuimos sujetas) desde las precandidaturas, pues la imposición de una mujer por otra violentando las convocatorias constituye la violación de un derecho constitucional al violentar el proceso previamente establecido para la obtención de una candidatura, incluir en la tipificación la actuación y discriminación por edad.; dado que tanto los ordenamientos internos como constitucionales garantizan la igualdad y no discriminación por sexo, edad, etnia y preferencia en el ejercicio de los derechos políticos de mujeres y hombres. Además de todos y cada una de las vejaciones que las mujeres vivieron y fueron víctimas como candidatas incluyendo el secuestro. Y también este tema de la Violencia Política debe ya legislarse y entonces convertirse en un instrumento legal que nos garantice a todas las mujeres la eliminación de la violencia política. Pues al acceso al derecho al voto aun en este su sexagésimo segundo aniversario se ve y se vive opacado en medida que no cese la violencia política que obviamente le merma calidad democrática y violación a los derechos humanos de las mujeres. 

This entry was posted in Artículos and tagged , , , . Bookmark the permalink.